Desarrollado por el japonés Toru Kumon, este método educacional es sin duda alguna uno de los más orientados a hacer del estudiante una persona auto didacta, disciplinada, competente y responsable; y que dichas cualidades se mantengan aun en su adultez.

Takeshi Kumon, el hijo del profesor de matemáticas Toru Kumon; venía presentado problemas para desarrollarse en esa área específicamente. Fue entonces cuando su padre, para poder ayudarlo; ideo varios ejercicios y niveles en los cuales Takeshi encontraría todo lo necesario para superar la dificultades a niveles superiores; además de las actuales obviamente.

Fue tan drástico el aprendizaje acelerado de Takeshi que, en sexto nivel; ya se encontraba resolviendo integrales.

Eso ocurrió en 1954; treinta años después, el método Kumon había alcanzado más de un millón de estudiantes en todo el mundo. Sus escuelas actualmente superan los 260.000 centros; con un total a nivel mundial de más de 4 millones de estudiantes.

UN ESTUDIANTE AUTO DIDACTA QUE CREE EN SÍ MISMO

Las áreas que el método Kumon se enfoca en desarrollar son lenguaje y matemáticas a través de ejercicios muy didácticos, de fácil comprensión pero que; conforme el estudiante va avanzando, aumentan su complejidad.

El método Kumon se compone de 23 niveles en total; su complejidad está determinada por los lineamientos que el profesor Kumon estableció y, fueron estos los que ayudaron a su hijo a prosperar de una forma tan acelerada.

Al ser Japonés, las técnicas de escritura del profesor Kumon sufrieron grandes modificaciones para el resto de los alumnados que trabajaban con el alfabeto “tradicional”, no obstante; aquí abordaremos los detalles de cómo funcionan ambas caras del método Kumon para una mayor comprensión de ésta filosofía educacional.

Una Tríada de Alumno – Profesor – Familia

Es hiperactivo entender que Toru Kumon desarrolló este método no como un parche ni como un simple sistema de tareas dirigidas o particulares; su principal meta era idear un sistema que ayudara tanto al estudiante como a los padres de ese estudiante.

Es por ello que el rol de la familia es muy importante para un correcto progreso dentro del método Kumon; involucrarse correctamente en las actividades del estudiante tiene que ser una tarea que no puede fallar.

El objetivo principal es: que el alumno desarrolle su máximo potencial de aprendizaje; llegar al bachillerato e incluso a la universidad con una mentalidad distinta, con ganas de seguir aprendiendo y seguir superándose así mismo. De hacerlo mejor.

Este es un objetivo muy ambicioso, sin embargo, la manera en que Toru Kumon lo consiguió fue haciendo que el alumno se convirtiera en una perona auto didacta, es decir, que fuera consciente de cuando aprende y cuando está fallando.

El alumno por sus propios medios puede lograr prácticamente todo lo que se propone; al comenzar en un aula Kumon; lo principal que se busca es desarrollar en el alumno la capacidad de usar esas herramientas que lo ayudaran en su búsqueda por la excelencia y la adquisición del nuevo conocimiento.

Ya sea cálculo, matemáticas o comprensión lectora; lo primero es desarrollar esas capacidades que le permitan superar su nivel escolar, aprender contenidos completamente nuevos que nunca nadie le explicaría, todo de forma autónoma y; aprovechando y utilizando todas las estrategias aprendidas.

Pero lo más importante es, que este comportamiento debe repetirse a futuro; que el alumno sea capaz de discernir que:

“bueno, al principio me va a costar, pero lo entreno, mejoro, lo aprendo; y todo una vez y otra vez y otra vez”

Esfuerzo, constancia y sobre todo disciplina; las tres fuentes de alimento del trabajo duro que luego da frutos los cuales al principio resultaban inimaginables.

Auto Didacta más no Abandonado

El rol del profesor o guía dentro de un aula de Kumon es muy importante como figura de autoridad. El alumno en todo momento debe estar consciente de que, recibirá la ayuda necesaria pero; es él quien debe lograr llegar a cubrir las expectativas que tiene de sí mismo y debe saber que otros también esperan que llegue hasta ese punto.

Siempre estará acompañado, no por este guía/tutor; sino por el alma del método Kumon: El material didáctico.

El plan de trabajo que le va a permitir sacar lo mejor de sí mismo y desarrollar todo su potencial. El material didáctico está pensado para que el alumno lo haga sólo; tiene muchas estrategias de aprendizaje, ejemplos de cómo debe hacerse el trabajo y ayudas.

No obstante, el profesor es un especialista en el método Kumon que conoce cómo está compuesto el material auto didacta, sabe las dificultades y retos que le planteará al alumno pero; lo más importante de todo, conoce al alumno a nivel personal y sabe cuáles son sus intereses, las metas que se ha trazado.

El tutor dentro de un aula Kumon no ve al alumno de forma genérica, sino como la persona individual que es, con base en esto; el profesor adapta el material didáctico al alumno; una de las principales diferencias que se ve en este método y en comparación a muchos pues, de cierta forma; es el alumno que debe adaptarse al sistema educativo para seguir avanzando en todas partes.

La Familia es Fundamental

Otra pieza clave en el crecimiento personal del alumno; el profesor se apoyará en los padres para poder conocer más y mejor al alumno y; queda de parte de los padres apoyar al estudiante ante cada meta alcanzada y cada obstáculo superado.

A fin de cuenta, todo niño busca de cierta forma la aprobación de sus padres; en el momento que el niño se siente más capaz e independiente; el apoyo de sus padres reforzará esa seguridad recién adquirida y lo animará a seguir.

También existen materiales didácticos para los más pequeños que, bien aplicados en casa; podrán ayudar a desarrollar más eficientemente las capacidades de cada niño desde muy temprana edad.

Obviamente, en este punto el trabajo profesional recae mayormente en los miembros de la familia y entonces surge la pregunta.

¿A quién va dirigido Kumon, a las personas en casa con deficiencias, a los prodigios que quieren mejorar aún más o; a todas las personas?

Kumon está dirigido a todo el mundo.

Mientras la persona quiera aprender podrá encontrar en el método de Turo Kumon un fuerte aliado para toda su vida.

Los alumnos con “problemas” notaran de una forma menos incómoda cómo pueden mejorar dentro de su zona de confort y esto les ayudará con la concentración.

Alumnos con altas capacidades verán en Kumon una válvula de escape. El colegio puede llegar a ser un techo opresor que no los deja seguir creciendo; tras llegar al límite impuesto por los estándares, simplemente les cortan el camino.

En Kumon los estudiantes siempre encuentran un nuevo nivel de dificultad que los desafía y; a diferencia de otros métodos educativos que se enfocan en la competitividad de las personas; Kumon plantea que el rival del alumno es él mismo.

No se compara el progreso de un alumno con el progreso del otro, el alumno mismo corrige sus errores y; compara su yo actual con su yo de hace una semana atrás o un mes.

Horarios Estándares dentro del Método Kumon

“La disciplina eventualmente superará a la inteligencia”

es por ello que, a las aulas Kumon les gusta que sus alumnos acudan a sus asignaciones todos los días, fuera o dentro del instituto.

La constancia es lo que desarrolla una capacidad de comprensión del tema que antes no se tenía y, más constancia; permite discernir aún más allá de los límites establecidos ese tema en particular.

En Kumon no se trabaja por medida de tiempo sino por capacidad de concentración ¿Cuánto más puede exigirse el alumno así mismo con tal de conseguir el resultado que quiere? ¿Qué tanto más se le puede exigir al alumno en materia de concentración para que llegue a donde se ha propuesto?

Por eso mismo, en Kumon no se manejan límites de edades o límites de conocimientos que estén limitados por la edad; por eso es normal ver muchos estilos de pupitres, de todos los tamaños y; alumnos adolescentes estudiando lo mismo que niños algunas veces.

La asistencia al centro Kumon simplemente facilita al guía la preparación del material didáctico hasta la siguiente vez que el alumno vuelva. En este sentido, el sentimiento de autonomía del alumno es muy amplio, él marca que tan rápido quiere progresar.

De los siete días de la semana, se pide al alumno que acuda al instituto dos días para dichas revisiones, no obstante; el trabajo en casa debe ser constante y, llegado a cierto punto; 20 minutos de concentración extrema es lo estándar.

Características de los Programas

Son dos los programas muy definidos que tiene Kumon: Cálculo y Comprensión Lectora.

Cada uno de ellos busca, a través del desarrollo de la capacidad de estudio y el desarrollo de la capacidad de aprender por sí mismos; que el alumno consiga superarse no sólo a sí mismo sino los límites académicos establecidos por la sociedad.

Los materiales vienen con los mismos niveles de dificultad establecidos de manera que; un niño con una mínima comprensión y capacidad de concentración, pueda comenzar a estudiar a través de su material didáctico individualizado.

No obstante, el progreso de cada alumno siempre será diferente y; conforme vaya creciendo, el material didáctico de cada uno es adaptado a sus necesidades.

No hay dos materiales didácticos en Kumon que sean iguales

El conocimiento de los números, cómo se llaman y la comprensión de las cantidades es algo que niños desde los dos años pueden hacer.

Mientras que las capacidades para comunicarse del niño sean suficientes para comprender el habla, entonces ya será apto para convertirse en un alumno de este sistema educativo.

La principal característica de los esquemas es desarrollar al máximo el potencial interno del alumno; actualmente, se están desarrollando e implementando nuevos niveles de dificultad en distintas zonas del mundo.

Ya que la idea de Kumon es preparar al niño para tener un futuro académico más próspero pero; teniendo en cuenta que este conocimiento debe durar toda la vida. Los principios de Kumon se están adaptando a las diferentes culturas a nivel demográfico.

Con esto, se está logrando no sólo una diversidad más clara, con individuos más únicos; también se consigue que los valores primordiales se afiancen a la sociedad a través de esos; los adultos del mañana.

Idiomas en Kumon

Otro detalle muy importante que ofrece Kumon y que en muchas escuelas tradicionales o métodos de educación individualizada no se toman tanto en cuenta es: La barrera del idioma.

Al poseer una cede en cada continente del planeta, las aulas de aprendizaje Kumon han optado por enseñar múltiples idiomas a los alumnos. Por ejemplo; en su cede de Sao Paulo, los alumnos pueden aprender:

  • Español
  • Portugués
  • Inglés
  • Japonés

Con esto no sólo se busca la compresión del idioma a un nivel conversacional sino también, la comprensión lectora de los mismos. Un alumno Kumon puede dominar un nuevo idioma gracias al mismo material didáctico esquematizado y; todos los asesores estarán allí para guiarlo en su lengua materna o en la extranjera.

“Nuestro trabajo como educadores no es llenar a los niños de conocimientos como si fueran cajas vacías, sino, animarles a que quieran aprender, a que disfruten aprendiendo y, que sean capaces de aprender lo que quieran aprender” – Turo Kumon

Es por ello que el programa de idiomas es optativo pero, una vez que los niños comienzan a ver su progreso y la diferencia abismal que logran con 20 minutos de trabajo arduo cada día; comienzan a interesarse por seguir expandiendo sus conocimientos.

Aunque el material didáctico establece claras asignaciones, el mayor progreso en los alumnos se aprecia no a través de lo escrito en dicho material; el dominio total del programa de estudio sin memorizar sino mediante el análisis es lo que pauta el éxito en un alumno que sale del método Kumon para enfrentarse a la vida diaria.

Si usted quiere que su hijo desarrolle al máximo sus capacidades a través del método Kumon pero no existe un instituto cerca de su localidad; no desista.

Kumon puede comenzar en su comunidad gracias a usted; sólo basta con informarse de los requisitos para solicitar el material y las evaluaciones que debe cumplir antes de que su centro esté aprobado.

No obstante, si el interés es real, usted mismo podría comenzar uno como ya han hecho muchas personas a los largo del mundo.

Referencias

Imágenes de calculos rapidos kumon

Dani Sánchez: «Ahora leo y calculo más rápido

KUMON Argentina – Educación Para Toda La Vida